Sed Cautos con respecto a los artículos de historia SUD

Este articulo esta publicado en Cumorah.org y quede con la boca abierta al saber esta historia que desconocia, solo habia visto una critica a la Iglesia por haber comprado los documentos pero fue todo, aqui dejo el articulo completo de Cumorah.

Por Maddie Wilson
Tomado de Mormon Times.
Traducido por Cristian Diaz
Publicado: Sábado 02 de Agosto, 2008

El Elder Dallin H. Oaks del Quórum de los Doce de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días instruyó a los miembros este Viernes para que fuesen escépticos al leer en los medios reportajes referentes a la historia de la iglesia.

El Elder Oaks, quien habló en la exposición Amasa Mason Lyman en el Centro de Estaca Grant de Salt Lake City, puso como referencia un discurso que que dio el 16 de Agosto de 1985, en el Simposio de Doctrina y Convenios de la Universidad de Brigham Young.

“Cuando hablé entonces (en 1985), solamente podía emitir avisos de precaución,” dijo el Elder Oaks. “Ahora, con el conocimiento de lo que realmente ha sucedido, podemos medir aquellos avisos de precaución con lo que ahora se ha convertido en historia evidente.”

Cuando habló con líderes religiosos en 1985, el Elder Oaks dijo que estaba hablando en “una atmósfera de inusual agitación sobre la historia de la iglesia.” Documentos de la temprana historia mormona habían estado apareciendo en forma frecuente por muchos años, la mayoría “asociados a un excéntrico y joven especialista en documentos llamado Mark Hofmann.”

En 1980 Hofmann presentó un manuscrito de Charles Anthon y mostró lo que representaba un documento original conteniendo la bendición que José Smith diera a su hijo designándolo para la sucesión en el rol como profeta de la iglesia.

El más intrigante de los “descubrimientos” de Hofmann,” dijo el Elder Oaks en 1985, fue la revelación de una carta que Martin Harris escribió describiendo a José Smith e informando la experienia de Smith al obtener las planchas de oro. Una de las descripciones de 1830 fue llamada la “Carta de la Salamandra.” La carta fue adquirida por la Iglesia y reveló sus contenidos en Abril de 1985.

“Los medios informativos y los historiadores estabam teniendo un día de campo, especulando sobre la importancia de sus contenidos. Por lo que recuerdo, muchos reportajes en los medios proclamaban que la Carta de la Salamandra  dañaba seriamente la historia oficial y las reivindicaciones espirituales de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días,” decía el Elder Oaks en 1985.

Sólo 60 días después del discurso del Elder Oaks, una investigación concluyó que Hofmann era un “estafador de clase mundial así como un asesino y que todos estos documentos y muchos otros eran falsificaciones,” dijo el Elder Oaks. (Nota del Traductor: Hoffman fue el famoso asesino de las Cartas Bombas).

El Elder Oaks dijo en su discurso de 1985 que las historias y biografías se están imprimiendo a un rango sin precedentes y están emergiendo documentos desconocidos previamente que llevan el nombre de líderes de los primeros tiempos de la Iglesia. Los medios de información, decía él, lo pasan bien con todos aquellos documentos. “La controversia genera buenas copias, especialmente cuando es concerniente a una iglesia con algunas doctrinas que difieren profundamente de aquellas de la corriente principal del Cristianismo.”

En el discurso de 1985, el Elder Oaks proveyó a los lectores de algunos principios generales para aplicar cuando se lean reportajes de los medios referentes a desarrollos en la historia de la Iglesia:

1. Las incertidumbres científicas. “La mayoría de los medios informativos se dirigen a sus lectores o televidentes en una base diaria u horaria, a menudo bajo gran presión para ganarle a su competencia. Como resultado, frecuentemente no pueden obtener verificación científica irrefutable de los hechos que informarán.”
Las limitaciones de tiempo y espacio significan que los medios no pueden explicar a sus lectores los fundamentos científicos con suficientes detalles para que comprendan sus implicancias, dijo el Elder Oaks.

2. La falta de contexto. Los formatos de los reportajes de noticias son tales que “invariablemente informan (los hechos históricos) fuera de contexto.
“Un hecho histórico individual tiene sentido sólo en relación con otros eventos. Fuera de ese contexto, un hecho solitario casi por cierto llevará a una impresión errónea.”
Los medios de comunicación de noticias tienden a competir en términos de inmediatez más bien que en términos de precisión, dijo en 1985.
“Como resultado, cuando los medios informan hechos históricos, puede que provean información, pero rara vez proveen iluminación.”

3. Inclinación. Los lectores necesitan ser sensibles a la inclinación del escritor o editor, la cual puede ser religiosa o laica, creyente, escéptica u hostil, dijo el Elder Oaks.
La inclinación de un autor puede ser evidente en la forma en que él o ella retrata las experiencias sagradas y sus decisiones sobre cuál noticias publicar y cuales omitir. La inclinación también puede estar presente en el hecho de que los medios informativos han “ignorado toda la evidencia positiva y luego han gastado tantas líneas en descubrimientos negativos.”

4. Balance. El balance es contar las dos partes de la historia, dijo el Elder Oaks.
“Cuando medios informativos o periódicos supuestamente objetivos hacen correr una presentación o un artículo sobre la iglesia o sus doctrinas, debe ser balanceado.” Los lectores deberían tener cuidado con escritos que dan a entender un balance pero que no lo entregan, dijo él.

5. Verdades y verdades a medias. “Una mentira es más efectiva cuando puede viajar de incógnito en buena compañía, o cuando puede estar interrelacionada con la verdad de tal forma que no podamos determinar su linaje.” Los hechos verídicos pueden ser usados aún en forma incorrecta cuando son apartados de su contexto, donde ellos pueden llevar a una impresión errada.
Asímismo, algunas cosas que son verdad no son edificantes ni apropiadas para comunicarlas, dijo el Elder Oaks. Los miembros deberían confiar en el Espíritu santo, el cual, cuando se usa, no les permitirá ser engañados por las mentiras y las verdades a medias.

6. Evaluación. Esta tiene dos dimensiones: la intelectual y la espiritual.
“En términos de los intelectual, los lectores y televidentes claramente necesitan ser ás sofisticados al evaluar lo que les comunica,” dijo el Elder Oaks.
En términos espirituales, los Santos pueden confiar en la promesa dada en Moroni 10:5, de que “por el poder del Espíritu Santo conoceréis la verdad de todas las cosas.” Esta promesa, dijo el Elder Oaks, “les asegura a los lectores espiritualmente sensibles un poder de discernimiento que les ayudará a evaluar el significado de lo que ellos aprenden.”

El discurso del Elder Oaks en 1985 también contenía un aviso de precausión de que “la crítica es particularmente objetable cuando está dirigida hacia las autoridades de la iglesia, ya sean generales o locales.”

“Hablar mal de los ungidos del Señor está en una clase por sí mismo. Una cosa es depreciar a una persona que ejerce poder corporativo o incluso el poder gubernamental. Otra cosa muy diferente es criticar o depreciar a una persona por su desempeño en un oficio al cual ha sido llamado o llamada por Dios. No importa si la crítica es verdadera.”

Elder Oaks concluyó sus notas diciendo que los miembros de la Iglesia han recibido el “precioso don” del Espíritu Santo, cuya misión es “testificar del Padre y del Hijo y llevarnos hacia la verdad.

“Oro para que estas enseñanzas de las escrituras y de otros líderes de la iglesia sean de ayuda para todos aquellos que buscan leer, entender y explicar los varios acontecimientos del pasado que nosotros llamamos historia de la Iglesia.”

El programa también presentó música del Exposition Choir, dirigido por Patti O’Brien King, tataratatara nieta de Amasa Lyman. El coro cantó “Oh, que canciones del corazón (Oh, What Songs of the Heart”) de Mack Wilberg y Barlow Bradford, y “Para aquellos que vieneron antes que yo” (”To Those Who Came Before Me”) de Sally DeFord.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Jorge Cardozo  On 8 agosto, 2008 at 4:00 PM

    Excelente artìculo!. El Espìritu Santo es un revelador y un maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: