Plan de Bienestar

Para ayudarnos a entender lo que es nos direccionaremos al Manual 2: a la sección 6.1 Propósitos de Bienestar en la Iglesia

Los propósitos de Bienestar en la Iglesia son ayudar a los miembros a llegar a ser autosuficientes, cuidar del pobre y del necesitado y prestar servicio.

En 1936, la Primera Presidencia delineó un Plan de Bienestar para la Iglesia; dijeron: “Nuestro propósito principal era establecer… un sistema mediante el cual se acabara con la maldición de la ociosidad, se abolieran los daños de la limosna y se establecieran una vez más entre nuestra gente la independencia, la industria, la frugalidad y el respeto a sí mismo. El propósito de la Iglesia es ayudar a la gente a ayudarse a sí misma. El trabajo ha de ocupar nuevamente el trono como principio gobernante en la vida de los miembros de nuestra Iglesia” (en Conference Report, octubre de 1936, pág. 3).

Autosuficiencia en que? En salud, Educación Académica, Empleo, Almacenamiento en el hogar, Finanzas, Fortaleza Espiritual.

Este es el propósito, pero quien es el encargado de esto?

La Familia  Una Proclamación para el Mundo

El esposo y la esposa tienen la solemne responsabilidad de amarse y de cuidarse el uno al otro, así como a sus hijos. “…herencia de Jehová son los hijos” (Salmo 127:3). Los padres tienen el deber sagrado de criar a sus hijos con amor y rectitud, de proveer para sus necesidades físicas y espirituales, y de enseñarles a amarse y a servirse el uno al otro, a observar los mandamientos de Dios y a ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que vivan. Los esposos y las esposas, las madres y los padres, serán responsables ante Dios del cumplimiento de estas obligaciones.

Mas si necesitan ayuda, quien provee la ayuda?

6.1

Si los miembros de la Iglesia están haciendo todo lo que puedan para proveer para sí mismos pero no logran satisfacer sus necesidades básicas, por lo general deben recurrir primeramente a su familia en busca de ayuda. Si esto no es suficiente o posible, la Iglesia está lista para ayudar.

6.2.4 Grupo de sumos sacerdotes, quórum de élderes y Sociedad de Socorro

El Bienestar es fundamental en la obra del grupo de sumos sacerdotes, del quórum de élderes y de la Sociedad de Socorro. En las reuniones de líderes del grupo de sumos sacerdotes, de la presidencia del quórum de élderes y de la presidencia de la Sociedad de Socorro, los líderes elaboran planes para enseñar principios de autosuficiencia y de servicio, y para tratar las necesidades de Bienestar. Bajo la dirección del obispo, estos líderes ayudan a los miembros a llegar a ser autosuficientes y a encontrar soluciones a los problemas de Bienestar a corto y a largo plazo.

A través de quienes lo hacen

(D. y C. 44:6).

6 He aquí, os digo que es preciso que visitéis a los pobres y a los necesitados, y les suministréis auxilio para que sean amparados

6.1.2 Se anima a los miembros de la Iglesia a prestar servicio caritativo personal a los necesitados. Deben estar “anhelosamente consagrados a una causa buena”, prestando servicio sin que se les pida o se les asigne hacerlo (véase D. y C. 58:26–27).

De donde se obtienen los recursos?

6.1.3 El almacén del Señor

En algunas localidades, la Iglesia ha establecido edificios llamados almacenes de los obispos. Cuando los miembros reciben permiso de su obispo, pueden ir al almacén del obispo a conseguir alimentos y ropa. Pero el almacén del Señor no se limita a un edificio que se utiliza para distribuir alimentos y ropa a los pobres; también incluye las ofrendas que los miembros de la Iglesia hacen de tiempo, talentos, compasión, materiales y medios económicos que ponen a disposición del obispo para ayudar en el cuidado del pobre y del necesitado. Por lo tanto, el almacén del Señor existe en cada barrio. Estas ofrendas se deben “[guardar] en el almacén del Señor…

 (D. y C. 82:18–19).

18  y todo esto para el beneficio de la iglesia del Dios viviente, a fin de que todo hombre mejore su atalento, y cada uno gane otros talentos, sí, hasta cien tantos, para guardarlos en el balmacén del Señor, para que lleguen a ser bienes comunes de toda la iglesia,

19  buscando cada cual el bienestar de su prójimo, y haciendo todas las cosas con la mira puesta únicamente en la gloria de Dios.

El obispo es el agente del almacén del Señor.

Que pasa cuando las necesidades no pueden ser cubiertas por estos hnos.?

6.2.4

el obispo asigna a la presidenta de la Sociedad de Socorro que visite a miembros que necesitan ayuda a corto plazo. Ella ayuda a evaluar sus necesidades y sugiere al obispo qué ayuda proporcionar.

Muchos problemas a corto plazo los causan las dificultades a largo plazo como la mala salud, la carencia de habilidades, educación o empleo inadecuados, hábitos del estilo de vida y problemas emocionales. Los líderes del Sacerdocio de Melquisedec y de la Sociedad de Socorro tienen la responsabilidad especial de ayudar a los miembros a tratar estas preocupaciones. La meta de ellos es dar atención a las preocupaciones a largo plazo de manera que conduzcan a un cambio duradero.

 

El proveer a la manera del Señor le da humildad al rico, exalta al pobre y santifica a ambos (véase D. y C. 104:15–18).

“El verdadero objetivo a largo plazo del Plan de Bienestar es la edificación del carácter de los miembros de la Iglesia, tanto de los que dan como de los que reciben, rescatando desde lo más profundo de su ser todo lo mejor y haciendo florecer y fructificar la riqueza latente del espíritu, que, después de todo, es la misión, el propósito y la razón de ser de esta Iglesia”

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: